Qué es la propuesta de valor y cómo crearla

Qué es la propuesta de valor y cómo crearla

Si crees que tener el producto o servicio perfecto basta para tener éxito, lamento decirte que no, ¿qué falta? hacer una propuesta de valor fuerte y clara que te diferencie de tus competidores y muestre a tus prospectos qué obtendrán al convertirse en tus clientes.

1. La propuesta de valor ofrece experiencias que van más allá del producto.

2. Qué es la propuesta de valor y cuáles son sus elementos

3. Ponte en el lugar de tu cliente ideal para crear tu propuestas de valor

En la actualidad existe amplia variedad de productos y servicios que pretenden satisfacer determinada necesidad; sin embargo, los clientes han evolucionado: ya no buscan únicamente el precio más bajo, sino a quienes les entreguen valor por su compra o adquisición.

«Lograr que tu producto ocupe un lugar distintivo y deseable en la mente del público ideal, en relación con tus competidores«.

Eso es la propuesta de valor

En este sentido, el posicionamiento eficaz va de la mano con la propuesta de valor, pues ambos están enfocados en establecer cómo diferenciar tu oferta en el mercado para entregar mayor valor y beneficios a los consumidores. El propósito es lograr que tengan a tu marca en un lugar privilegiado de la mente, en relación con la competencia.

La propuesta de valor ofrece experiencias que van más allá del producto

El marketing consiste en todo lo que la empresa es capaz de hacer para influir en la demanda de su producto, por ello, como parte de tu estrategia es necesario otorgar experiencias que van más allá del producto.

Por eso, hay que tener claridad en que a tu cliente ideal debes ofertarle algo más que sólo tu servicio o producto. Por ejemplo, algunas aerolíneas venden servicio amigable; otras, vuelos a la medida; unas más, son low cost. otro buen ejemplo es Apple que vende estatus, no gadgets.

En el caso de la cadena de tiendas Oxxo, te da la posibilidad de adquirir casi cualquier cosa a cualquier hora. O Zara, que ofrece ropa de calidad a un precio asequible.

Y así, la lista es larga, se trata de que, ante una gran diversidad de productos del mismo tipo, el tuyo cuente con un factor diferencial, pues esa propuesta de valor es la que hace que un prospecto te elija a ti y no a tu competencia.

Qué es la propuesta de valor y cuáles son sus elementos

La propuesta de valor debes elaborarla con claridad para que sea fácil de entender, indicando los resultados específicos que el prospecto obtendrá al adquirir tu producto o servicio, también tienes que explicar por qué eres mejor y diferente de tu competencia.

Además, debe ser una frase corta. Puedes usar esta guía para crearla puede ser la siguiente: Producto o servicio + cliente ideal + resultado final esperado.

Ejemplo: Nuestro workshop intensivo “Vende más en Facebook”, enseña a dueños de negocios y emprendedores a diseñar estrategias efectivas que convierten desconocidos en clientes.

No hay que confundirnos: un eslogan no es una propuesta de valor, ya que ésta última explica cómo tu producto o servicio resuelve y mejora una situación o problema específico de tus prospectos y los beneficios que pueden esperar, es decir, ¿por qué deben comprar contigo y no con tu competencia?

Ponte en el lugar de tu cliente ideal para crear tu propuesta de valor

Ponte en los zapatos de tus clientes: Sabemos que estás enamorado de tu producto, pero recuerda que el objetivo es llegar a tu cliente ideal (Buyer persona), así que elabora su perfil para que sepas a quién le estás vendiendo y poder llegar a ellos.

No olvides que el precio no es todo. Si tu competencia es una empresa más grande que puede darse el lujo de tener un precio por debajo del tuyo, encuentra el factor diferencial que cumple los deseos y necesidades de tu cliente ideal y desarrolla tu propuesta de valor alrededor de él.

Recuerda que en Querido Marketing estamos para asesorarte, no dudes en acudir a nosotros para ayudarte a construir una estrategia efectiva de marketing digital.